Cartas

Publicado: 2011/01/28 en Relatos

16 de Mayo 2010

Resulta extraña la intimidad que se siente escribir una carta para enviarla por correo convencional; aún más cuando se piensa en la “revolución de comunicación” que estamos viviendo.

Pero eso no es el punto; quería hablar contigo, y te has negado a verte conmigo alegando que, si quiero decirte algo, siempre puedo recurrir a un mensaje. No especificaste que tipo de mensaje.

Para comenzar… hay varias cosas que quisiera colocar aquí, pero creo que lo más importante a decir ahora es que tú y yo ya no somos lo que éramos, de alguna manera, la relación que teníamos se ha ido deteriorando poco a poco; no sé si por descuido mío o de ambos, pero es una realidad: Yo ya no significo lo mismo para ti, y a mí me resulta complicado mantener una relación en la que no estoy seguro de que pasa, o para dónde va.

Tu amigo y confidente: Miguel

2 de Junio de 2010

Sé que perdí la confianza que tenías en mí; no sé si sepas cuánto me duele eso, pero estoy dispuesta a recuperarla a pesar de lo que ha pasado entre nosotros.

Eres mi mejor amigo, y te quiero… Solo espero que puedas perdonarme.

Att: María

24 de Agosto 2010

Soy consciente que tengo una promesa contigo y que entra en conflicto con lo que he dicho en otros momentos, pero la verdad ya no sé qué hacer, comenzando por el hecho que no tienes ni tiempo para dedicarle a… lo que sea que sea yo para ti, mejor amigo, diario, confidente, molestia, adorno… (En los dos últimos casos se justificaría)… o lo que sea; no es que importe, a la final nunca logramos colocarle nombre o adjetivo a nuestra relación como para darle relevancia a eso. El punto es que si no tenemos tiempo para hablar, ni espacio para comunicarnos, ya no tendría sentido y creo que estarás de acuerdo conmigo en que si algo no tiene sentido no hay razón en continuarlo… ¿No?

Att: Miguel

31 de Agosto 2010

Aún podemos tratar de arreglar lo nuestro; pero el tiempo que tengo disponible ahora, solo lo dedico a mi querido. No concibo que hacer o que pensar con respecto a ti. A nosotros.

Creo que nunca hubo tal “nosotros” y no creo que en algún momento lo pueda haber. Somos personas muy similares que pensamos de formas muy distintas.

No sé qué hacer. No sé qué pensar.

Lo siento.

M. C.

4 de Septiembre 2010

No estoy seguro de si esta relación que tenemos tú y yo es relevante en estos momentos para ninguno alguno de los dos, es decir: Ya has seguido con tu vida, y tienes muchas personas a las que confiar y querer en gran medida (quizás más de lo que nunca me quisiste a mi), y que a fin de cuentas, saben más de tu vida que yo. Yo por mi parte he seguido un… camino distinto, y no estoy seguro que las prioridades que tenemos sean las mismas o que actualmente tengamos algo que compartir más allá de los recuerdos que tenemos. Lo que me lleva a pensar…

Mi mano tiembla de solo pensar en estas palabras…

Fue bueno mientras duró, lo que tuvimos fue algo especial para mí, y será un recuerdo que guardaré, sino con cariño, al menos añoranza.

Esto es el final

Miguel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s