Un Relato de Amor (Completa)

Publicado: 2010/09/13 en Relatos

Este relato fue incialmente escrito en cuatro partes cortas posteados de a una vez por semana en el blog Sopa de Relatos (Link a la izquierda) Pero quería colocarlos aquí, dado que son de los mejores escritos que e hecho hasta ahora.

Pero para evitar colocar uno tras otro en entradas aparte, los colocaré en orden, y seguidos….

Espero disfruten.

ATT: Zadel.

————————————————————————————————————————————-

Parte 1: Encuentros

Durante muchos años convivimos, durante muchos años nos vimos, e incluso, alcanzamos a cruzar un par de palabras… sin embrago (y por mucho que duela) a duras penas lográbamos identificarnos, tú en tu vida, llena de personas que te querían y comprendían, yo en mi mundo solitario lleno de personajes de mis novelas e investigaciones que sólo interesaban a aquellos que quisieran oírme (pocos… rayando en  ninguno).

Esta situación se prolongó durante casi 5 años (¿o cuatro?… no logro recordarlo con claridad) pues ya, acabando un ciclo de nuestras vidas, empezamos a hablar, a reconocernos, y contra todo pronóstico… a entendernos.

Tu lograste entrar en mi reducido grupo de compañías, y yo logre destacar entre tus ya numerosos amigos (sorpresa mía que les llamabas compañeros o conocidos sin la más mínima muestra de remordimiento).

Comenzamos a salir, a escondidas de todos los ojos, en lugares lejanos y únicos, hablando de todo y de nada, encontrando en los ojos del otro un consuelo, un escape a la realidad que nos oprimía.

Muchas veces nos vimos, muchas veces hablamos de nosotros, de los otros, siempre con una mirada de cariño puro reflejada en los ojos, miradas que encontraban compañía en las sonrisas, y en esas expresiones profundas tan difíciles de explicar, esas sensaciones que jamás creí poder expresar o reconocer sin hablar o escuchar, y al despedirnos, los labios de uno rozaban la piel del otro con delicadeza, como agradeciendo la compañía, y en la distancia, mientras cada uno tomaba su camino para volver a su mundo, podíamos sentir la mirada del otro, la dulzura en los ojos y aquella palabra que siempre escuchada sin ser pronunciada de “gracias”…

Poco a poco, todo cambió…….

Parte 2: Confesiones

-Dicen que las historias largas son las más bellas de escuchar… ¿Pero que pasa si no recuerdas cuando la situación de la historia cambia, o la trama del relato da un vuelco?… yo no habría sabido responder a esa pregunta cuando comenzó nuestra historia.

Sin embargo ahora, que veo tu cara, logro entender que no olvidé cuando el mundo se volvió brillante para mí… Con solo ver tu sonrisa, es más que suficiente inspiración para poder levantarme cada mañana, la mirada de tus ojos es tan perfecta, que me permite sonreír al mundo y decirle cuanto te amo…. Te amo-

Eso fue lo que dije, mientras estábamos sentados en frente a una mesa de madera, con dos tazas de café entre nosotros, que aún medio llenas y calientes, despedían un ambiente y aroma que hacían que tu cara pareciera sacada de una antigua leyenda… Te veías tan hermosa, tus ojos fijos en los míos, como si esperaras encontrar algo.

Mis manos temblaban, mi corazón latía tan rápido que pareciera que en cualquier momento me pudiera dar un paro cardiaco, y sentía como una corriente de energía se había quedado estancada en el centro de mi pecho… Era una sensación que había subido poco a poco mientras hablaba y cuando acabé de hablar, dejó de subir… Acumulando el aíre que estaba en mis pulmones, esperando ser exhalado, y sin poderme contener mas, suspire suavemente mientras miraba por la ventana del establecimiento… Estaba lloviendo.

Mientras tanto, tú seguías mirándome, podía sentirlo, me seguías mirando intensamente, como si esperaras que dijera algo más… Tus manos, blancas como la nieve, apretaban el vaso de café con la fuerza justa para no desarmarlo… devolví mi mirada hacia tus ojos, esperando ver tu respuesta, algún indicio que me pudiera preparar para lo que me dirías… Pero no lo encontré.

Solo me mirabas a través del humo, como si el tiempo se hubiera detenido, me pareció que todo a nuestro alrededor se esfumó, como una de las volutas de humo a través de las cuales nos mirábamos, estábamos en un mundo, hecho para los dos, donde nadie diría nada, donde todo sería felicidad.

Desperté con un sobresalto al ver que tus labios se curvaban lentamente hacia arriba……..

Parte 3: De tu respuesta y lo que pasó despues

Te vi sonreír, una sonrisa abierta, sincera, tomate mi mano, tus ojos entristecieron de pronto, mi esperanza se esfumó…

-Eres especial… pero no puedo, no te quiero de ese modo solo podemos ser amigos-

Tuve que pensar mucho antes de responder -Lo siento… ya tengo demasiados amigos-

-No digas eso- tus ojos humedecieron –no quiero penderte- una lagrima solitaria.

-Mientras más tiempo este cerca a ti mas voy a sufrir…-

-¡pero yo sufriré si te alejas!-

Una confusión de sentimientos, mi mirada inexpresiva, lagrimas interminables sobre mis mejillas, tu mano sobre la mía, tu mirada confundida, casi suplicante… casi.

-yo…- (me costaba articular palabra, la garganta seca -no… -no podía mirarte, me levanté y me fui caminado lentamente) eso es lo que debí haber hecho.

-… Vale-

-¿vale?… ¿solo eso?-

-… tú también eres especial para mí- (soy demasiado caballero para resistirme a una petición así… aunque seas egoísta, mi sentimiento persiste, aún quiero estar a tu lado, quizás no eres egoísta, yo soy masoquista)

-no quiero que esto acabe así- aún me mirabas

-todo está claro, amigos… nada más- pensé: me basta con tenerte cerca para amarte… para ser feliz

-¿estás bien?-………. El recuerdo se vuelve oscuro… después de un tiempo nos despedimos con un abrazo, era más de lo que esperaba, me fui, volví a mi mundo.

Sin embargo aún hablamos, como si nada hubiese pasado, pero tu voz suena diferente, no distante (como esperaría), suena dulce, amable, como si algo nuevo estuviera dentro de ti, más no es piedad, es algo diferente… solo nos hemos visto un par de veces más, en tu mirada hay algo nuevo… un nuevo sentimiento va naciendo, algo nuevo está pasando entre nosotros ¿Qué es esto? Esperaré, me siento como nuevo, la esperanza ha vuelto… aun te quiero intensamente y aunque aún te amo pienso (firmemente creo) que puedo esperar a que algo nazca, miro al cielo nocturno y veo los ojos de Dios, viéndome desde el más allá, llenándome de una luz de esperanza y alegría (una vez más suena sin ser dicho un gracias, solo nuestros corazones pueden escucharlo)

Parte 4: Un Beso Robado Con-Sentimiento

-¿Qué es esto?- mirabas para todos lados, tus ojos abiertos, la sorpresa era clara… yo me sentía bien, en medio de la ciudad, las luces no dejaban ver las estrellas, pero la luna llena se veía enorme y nos iluminaba dándonos un aspecto mágico, tu cara parecía la de un ángel.

-¿esto?  No es nada… solo la belleza del planeta reunida en un solo lugar-

-esto es…- dejaste la frase sin terminar, tus manos atrás de la espalda y una sonrisa extraña en tu cara, yo mientras tanto, con una mirada que pretendía sin lograrlo ser inexpresiva, te me acercaste, y me abrasaste… casi por inercia te abracé también… ¿Qué más podía hacer? Poco a poco mi mirada se nubló y entré en un sueño… otra vez ese sueño:

Caminábamos por un puente que parecía no tener fin, en una noche sin luna, las estrellas brillaban como nunca y debajo de nosotros se escuchaba el agua rompiéndose en contra de los soportes del puente… era un muelle y habíamos llegado al final de este, el agua estaba a metros de altura, y se veía como un manto de seda llevado por el viento, no te veía pero sentía tu mano en la mía.

Sentía un vacío en medio del pecho… dolía… dejaba de sentirte… dejaba de respirar… empezaba a caer hacia aquel manto negro… el agua estaba fría… y entonces despertaba.

Desperté con un sobresalto, y tu cuerpo seguía junto al mío, tomándome por la cintura pero me mirabas, en tus ojos la luna se reflejaba… tomé tu cara con mis manos, y no te resististe, me acerqué lentamente, hasta que puse mis labios sobre los tuyos, no dudaste, respondiste, y nuestras almas se volvieron una… volví a aquel mundo de mis sueños:  … el agua ya no estaba, no había suelo, pero no descendíamos, abrasados el uno al otro sin ninguna restricción, ninguna barrera que nos separaba además de los limites de nuestro cuerpo, fundidos en un beso en medio de la noche.

Desperté de nuevo: nos separamos, nuestras miradas se encontraron ambos llorábamos, nos volvimos a fundir en un abrazo.

No dijimos nada, fundidos en ese abrazo que recordaríamos siempre, como un contrato tácito, nos fuimos tomados de las manos, de vuelta al mundo… pero nuestros mundos ahora eran uno solo, ahora no debíamos tener miedo… le dijimos al mundo lo que sentíamos, todos entendieron, nada mas pasó… fue el final de nuestras aventuras individuales, y el comienzo de una aventura en que ambos correríamos el mismo riesgo, compartiríamos las felicidades, lloraríamos los fracasos… fue el comienzo de una vida juntos, pero esa es otra historia… una historia que deberás contar tu, desde tu corazón, igual que he contado esta desde el inicio… desde el fondo de mi alma te agradezco por estar a mi lado, por estar a mi lado… por enseñarme a amar…

Después de aquel beso, que te robé. Fue un beso que querías, fue un beso hecho de emociones, fue un beso dado con-sentimiento, y a la vez fue un beso robado con TU consentimiento…

Una vez más, pero escuchado, dicho en mi cuello, dicho en tu cabello, escuchamos, al final dicho y escuchado con los oídos más atentos… con el corazón y el alma más puros que nunca dijimos, como si fuéramos una sola persona, un solo ente…. GRACIAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s