Sometimes my internal conversation takes a weird turn, and I end up with either an affirmation, a question or a question AND an affirmation in constant repetition in my head, not knowing the context from which it/those where generated.

Leer el resto de esta entrada »

The room was dark

So dark we couldn’t even see the furniture around us

I was against the wall

She was against me after crying.

I just held her head against my chest, whispering from time to time “it’s going to be ok” or “I’m going to fix it” while her tears shed my shirt.

Now she is just asleep, I’m still holding her

The wall still holding me.

As for me, I’m just hearing her soft breathing only broken by an occasional hiccup.

As the morning comers out from the broken window I just wonder how I’m going to fix it, and what I’m going to tell her when she wakes up.

Mientras espero

Mi tiempo detenido

Mi voz sin tono

Mi corazón sin latido.

 

Mientras duermo

En la noche sin luna

El silencio me agobia

La oscuridad me cubre.

 

Y aún espero

Soñando despierto

Gritando en silencio

Tu nombre.

Minientrada  —  Publicado: 2016/08/01 en Microrelato, Pensamiento del momento

Caos

Publicado: 2016/06/15 en Microrelato, Pensamiento del momento

El caos es una de las paradojas más fascinantes de la existencia.

Es un mal, ya que desordena toda la existencia hacia estados fuera de la comprensión humana.

Al igual que es un mal necesario; sin él, el orden no tendría sentido y crearía rutinas aburridas sin mayor relevancia, haciendo la vida misma una existencia fútil.

Buscamos el orden por necesitad de comprender el caos.

Buscamos el caos para que el orden no nos vuelva locos.

Leer el resto de esta entrada »

La pregunta

Publicado: 2016/06/10 en Sin categoría

Yo me pregunto…

Se supone que la gente se casa para ser feliz, o por lo menos para tener un atisbo de entienden por “felicidad” (ahora, lo que realmente es la felicidad es un tema de otro costal); es decir, ¿Por qué voy a unir mi vida a otra persona compartir tiempo, penas si o es para tener alegría o, por lo menos, tranquilidad?

Que me corrijan si me equivoco, pero formar familia, tener hijos, casarse, vivir juntos y prometerse a otra persona me suena como un compromiso grande que, si bien un poco desvirtuado hoy en día, sigue siendo algo importante en sí mismo. No tanto por los valores que implica, sino porque es algo que implica vivir junto a otra persona.

Claro, siempre hay problemas, y cosas pasan. Sin eso la vida sería aburrida ¿Pero es realmente necesario compartir la vida junto a alguien que realmente no llena sus expectativas o, en caso contrario (y tanto más idealista) ¿Por qué prometerse con una persona cuyos ideales no son los mismos?

Traigo esto a colación pues he visto fotos de conocidos y conocidas por igual en que las sonrisas se ven forzadas (en uno o ambos), o en casos peores, con un rictus entre la sonrisa, una marca de amargura en la expresión que difiere de la supuesta “escena alegre” que tratan de capturar.

Quizás soy un idealista, o romántico empedernido, pero siempre que veo ese tipo de expresión, no dejo de preguntarme una de dos cosas:

¿Por qué capturar un momento en que no eras realmente feliz?

¿Si no eres más feliz de lo que eras solo(a), porqué sigues ahí?

Incluso, en mis momentos más críticos, llego a preguntarme:

¿Por qué tenías que forzar la sonrisa cuando tomaron esa foto?

Claro que entiendo que una relación está en aprender a solucionar los problemas, pero también sé que esos rictus y expresiones solo se forman a través de los años.

Yo no sé.

Solo digo por decir.

Así cuando llueve

Publicado: 2016/05/06 en Textos y Citas varias

Así cuando empieza a llover sin aviso y el mundo a nuestro alrededor empieza a correr para protegerse de la humedad mientas nosotros nos detenemos y nos miramos, pensando con qué hacer, como si fuera la primera lluvia de nuestra vida.

Así cuando nos quedamos mirando hacia el cielo con una expresión entre curiosidad y alegría, cuando el mundo a nuestro alrededor acelera y nosotros nos detenemos en el tiempo mirando, primero e cielo y luego al otro.

Así cuando nos miramos bajo la lluvia, decidiendo si palabras el siguiente paso.

Así cuando reímos.

Así cuando lloramos.

Así cuando sufrimos, pero nuestros gritos existen a millas de los oídos de aquellos de debieran escucharlos.

Así cuando nuestro orgullo nos detiene de tomar un nuevo camino; cuando nuestro dolor nos lleva a tomar nuevos caminos llenos de un sufrimiento necesario.

Así cuando nos detenemos bajo la lluvia y el mundo es nuestro por un segundo.

Sinopsis:

Kaoru Hanabishi es un estudiante de universidad que vive solo y conoce a una hermosa pero desconcertada chica vestida en kimono en la estación de tren. Al ofrecerse a guiarla a la dirección que está buscando, que sucede estar en su mismo barrio, pero es un lote vació. Sin saber que hacer después Kaoru invita a la pobre chica a su apartamento y pregunta por cualquier pista sobre hacia dónde iba. Ella le provee una foto de dos niños que Kaoru identifica inmediatamente como el y Aoi Sakuraba, si amiga de infancia. Sucede que la chica enfrente de el es Aoi, su prometida que ha venido hasta Tokyo para casarse con el. Esta revelación no solo es sorprendente, sino que le recuerda a Kaoru porqué dejó a la familia Hanabishi en primer lugar.

En la segunda temporada (enishi) sigue la historia dos años después que Kaoru y Aoi rompen todos sus lasos con sus respectivas familias

Leer el resto de esta entrada »